CÓMO DESMANCHAR CUERPO Y ROSTRO CON AGUA OXIGENADA, EN 6 PASOS

Sabías que el agua oxigenada, uno de sus atributos es el poder que tiene para quitar manchas de la piel.  Además es usado por la muchas mujeres para aclarar las axilas o eliminar una mancha de cualquier otro agente que haya podido dañar el tono de la piel.

La buena noticia es que hoy te traemos distintas maneras en la que podrás usar el agua oxigenada y como debes hacerlo, es muy fácil y muy efectivo. Mira cuales son los pasos que debes seguir.

Cómo Desmanchar Cuerpo Y Rostro Con Agua Oxigenada, En 6 Pasos.

El agua oxigenada es un producto que no puede faltar en ninguna casa. Se utiliza mucho para desinfectar heridas, pero también por sus grandes propiedades blanqueadoras. ‘

usos_agua_oxigenada_3

Básicamente, utilizaremos el agua oxigenada para aclarar y eliminar las manchas de nuestra piel con un método realmente sencillo. Solo tienes que seguir los 6 pasos que te describimos a continuación para una solución casera, natural y totalmente segura para tu piel. Continúa leyendo para aprender cómo.

1- ELIMINA LAS MANCHAS DE TU PIEL CON AGUA OXIGENADA

El elemento clave en este remedio es el agua oxigenada de 20 volúmenes. Este es el agua que utilizamos normalmente para desinfectar heridas, así que seguramente debes tenerla ya en casa. Contiene una baja concentración de peróxido de hidrógeno, ideal para nuestro objetivo. Si fuera superior a 20, podríamos poner en riesgo nuestra piel por ser demasiado corrosiva.

2- HAZTE UN TEST DE SENSIBILIDAD

Antes de empezar, debemos asegurarnos de que todo el proceso será seguro para tu piel. Hay personas que presentan reacciones alérgicas al agua oxigenada o que tienen la piel muy sensible. Estas personas pueden experimentar irritación o pequeñas quemaduras en la piel. Por ese motivo debemos estar bien seguros antes de comenzar.

Para realizar este test de sensibilidad, tenemos que determinar las áreas que queremos desmanchar. Si están en nuestro cuerpo, aplica una gota de agua oxigenada en el antebrazo y espera a ver cómo reacciona tu piel. Si la zona a blanquear está en tu rostro, puedes aplicar la gota detrás de la oreja.

Si empiezas a notar picor, irritación o dolor, enjuaga rápidamente la zona con abundante agua tibia y no prosigas. Si tu piel no presenta ninguno de esos síntomas o similares, puedes continuar con el siguiente paso. Has pasado el test de sensibilidad.

3- LIMPIA EL ÁREA

Debemos lavar bien la zona del cuerpo que quieres aclarar. Utiliza agua tibia y jabón neutro para limpiar bien la zona y sécala con una toalla. Hazlo dando pequeñas palmadas para retirar el exceso de agua, pero nunca frotes.

4- ELIMINA LAS CÉLULAS MUERTAS

Una exfoliación es perfecta para retirar las células muertas de la piel. Existen productos para ello, pero te recomendamos hacerlo de una manera natural, con ingredientes que puedes encontrar ya en tu casa. Para obtener una magnífica crema exfoliadora, puedes coger una cucharada de azúcar, dos cucharadas de yogur natural y una pequeña de avena.

agua oxigenada para manchas cara

Mézclalo todo bien y aplícalo sobre la piel que quieras desmanchar. Hazlo con pequeños masajes circulares, durante unos 30 segundos. Al acabar, enjuaga con agua tibia. Recuerda no presionar demasiado fuerte, pues podríamos provocar heridas en la piel.

5- BLANQUEA TU PIEL

Para blanquear la zona escogida, debes coger un trozo de algodón y empaparlo con abundante agua oxigenada. Aplícalo entonces directamente sobre la mancha o zona oscura con pequeños golpecitos y manteniéndolo levemente presionado.

Como ya has exfoliado tu piel, no realices ningún tipo de fricción con el algodón porque puedes dañar tus células más superficiales.

Realiza este movimiento repetidas veces sobre la zona en cuestión. Si la mancha es de más de 5 cm, agrega más agua al algodón y sigue con el proceso varios minutos más.

6- REPOSO Y RETIRO

Debes dejar actuar el agua oxigenada durante 15 minutos sin cubrir la zona. Deja que el agua penetre y actúe sobre tu piel. Entonces, procederemos a retirar el agua oxigenada de la zona. Enjuaga con mucha agua tibia y seca con toalla. Recuerda siempre no friccionar la zona. Secaremos la piel como lo hicimos anteriormente, sin frotar.

Cuando hayas acabado, puede que veas la zona un poco roja, pero es una reacción totalmente normal. Si en algún momento del proceso notas dolor, picor, ardor o incluso inflamación, debes detener el proceso y limpiar la zona con agua.

Tras el secado, puedes aplicar una crema hidratante suave y de buena calidad.

Te Gusta La Medicina NATURAL ?

Haz CLICK en “ME GUSTA” Para Recibir Mas Consejos  Solamente un CLICK !