Como hacer los Nuggets de Pollo

¿Estás cansado de los nuggets de pollo congelados y repletos de ingredientes artificiales? Es hora de disfrutar de una versión casera, fresca y mucho más sabrosa. Preparar tus propios nuggets de pollo en casa es más fácil de lo que crees, y te permitirá controlar por completo los ingredientes que utilizas.

En esta receta, te enseñaré cómo hacer nuggets de pollo crujientes por fuera y tiernos por dentro, utilizando ingredientes simples y naturales. Además, podrás personalizarlos a tu gusto, agregando tus especias y condimentos favoritos. ¡Prepárate para disfrutar de unos nuggets de pollo como nunca antes!

 

Ingredientes para hacer los nuggets de pollo

  • 500g de pechuga de pollo deshuesada y sin piel
  • 1 taza de pan rallado
  • 1/2 taza de harina de trigo
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite vegetal para freír.

Procedimiento

-Precalienta el horno a 200°C (390°F) y forra una bandeja para hornear con papel pergamino. Corta la pechuga de pollo en pedazos pequeños, del tamaño de los nuggets.

-En un recipiente pequeño, bate los huevos. En otro recipiente, combina el pan rallado con el ajo en polvo, la cebolla en polvo, la sal y la pimienta.

-En un tercer recipiente, vierte la harina de trigo. Pasa cada pedazo de pollo por la harina de trigo, luego por el huevo batido y finalmente por la mezcla de pan rallado, asegurándote de que estén bien cubiertos en cada paso.

-Coloca los nuggets de pollo empanizados en la bandeja para hornear preparada. Rocía ligeramente los nuggets con aceite vegetal.

-Hornea en el horno precalentado durante unos 15-20 minutos, o hasta que estén dorados y cocidos por completo, volteándolos a la mitad del tiempo de cocción para que se doren de manera uniforme.

-Saca del horno y deja enfriar un poco antes de servir.

Consejos adicionales

  • Utiliza pechugas de pollo de alta calidad y córtalas en trozos del tamaño de los nuggets. Trata de evitar el uso de pollo congelado, ya que puede contener más agua y afectar la textura final de los nuggets.
  • Para obtener una cobertura extra crujiente, pasa los trozos de pollo empanizados por el huevo batido y luego por el pan rallado una segunda vez antes de freírlos.
  • Sirve los nuggets con una variedad de salsas caseras como salsa de tomate, salsa barbacoa, salsa de mostaza y miel o salsa de yogur con hierbas frescas para acompañar.

¡Eso es todo! Con esta receta, podrás disfrutar de unos nuggets de pollo frescos, crujientes y hechos con amor en tu propia cocina. ¿A qué estás esperando para prepararlos? ¡Buen provecho

Cazuela saludable de Huevo con Brócoli horneado: Receta nutritiva para el desayuno

Con esta sencilla mezcla, conseguirás que tu casa Huela tan bien que tus Vecinos se pondrán celosos.