Cómo Lograr que Mi Bambú de la Suerte Enrosque, Sin Lastimarlo🌿

El bambú de la suerte de una de las plantas de interior decorativas más populares.  Según el Feng Shui, el bambú de la suerte significa buena fortuna, salud y prosperidad. Además, este ayuda a activar la energía estancada y aumenta el flujo de energía positiva o chi, ya sea en casa o en la oficina.

Esta es una de las plantas de interior más populares, y esto se debe a que son muy decorativas y fáciles de cuidar. Además, esta planta se puede manipular de tal modo que puede tomar formas de torsión y flexión; es decir, que se pueden enroscar para que se vean más atractivas.

Esta planta es admirada por sus cualidades como la de crecer muy rápido y tener una increíble resistencia.  Hoy te decimos cómo lograr que tu bambú se enrosque fácilmente y sin lastimarlo. ¡Pon a prueba esta técnica de jardinería!

Cómo enroscar un bambú de la suerte

Si siempre te has preguntado cómo es que le dan la clásica forma de espiral a los tallos de bambú de la suerte que comercializan, aquí descubrirás el secreto.  Existen, básicamente dos formas para poder darle la forma de espiral al bambú de la suerte, ambas son sencillas aunque se requiere de bastante paciencia.

La primera hace uso de la luz como recurso y la segunda utiliza lo que se conoce como una guía, esta segunda técnica es muy utilizada para darle aquellas intrincadas formas a los pequeños árboles de bonsai.

Necesitas:

  • 1 alambre de floristería o alambre flexible para manualidades
  • Tubo de PVC de 1 o 2 pulgadas
  • Tijeras
  • Bambú con esqueje largo

Procedimiento:

1. Busca el esqueje más largo pero flexible de tu bambú y, con ayuda de las tijeras, córtalo desde el nacimiento. Elimina todas las hojas de la parte inferior, dejando únicamente las de la punta.

2. Coloca el bambú en la parte exterior del tubo de PVC y sujeta la parte de abajo con el alambre, para que se mantenga fijo.

3. Ya que fijaste la parte de hasta abajo, continúa sujetando con el alambre el bambú al tubo, manteniéndolo derecho hasta llegar a unos 10 o 12 centímetros o donde comience a estar más flexible, según lo largo de tu esqueje.

4. En este punto, comienza a doblar ligeramente el bambú, mientras lo sujetas con el alambre; debes ir girando alrededor del tubo hasta donde te dé el tronco.

5. Ojo, no aprietes mucho el alambre para no lastimar el bambú, sólo lo suficiente para mantenerlo fijo. Conforme vaya creciendo, continúa dando la vuelta y sujetando con alambre; al endurecerse el tronco, mantendrá la forma enroscada.

En su canal de YouTube, Verónica Campanini, explica que es necesario tener paciencia, pues el proceso lleva tiempo, pero amarás el resultado.

¿Cómo cuidar tu bambú de la suerte?

Aunque el bambú es un elemento de decoración, no debemos olvidar que es una planta y tiene vida, por lo tanto, es necesario tener en cuenta algunos puntos clave de cuidado, para no sólo ayudar a que crezca en la forma deseada, también fuerte y que dure más tiempo.

Una de las ventajas del bambú de la suerte es que se considera de bajo mantenimiento, estas son algunas recomendaciones:

-Coloca tu bambú en un florero o recipiente con una pulgada de agua destilada o purificada. Es mejor evitar aquellas ricas en sales o minerales (embotellada o de la llave), pues podrían acumularse y dañarlo.

– No permitas que el agua se estanque, cámbiala una vez a la semana y limpia el recipiente cada 2 o 3 meses.

– Cuando el recipiente ya no soporte al bambú, múdalo a otro para que tenga un mayor apoyo.

– Elige una zona luminosa para colocarlo, pues responde mejor a la luz a la hora de brotar sus hojas, eso sí, evita la luz del sol directa.

– Si tu bambú está en tierra, evita el sobre riego, hazlo de forma moderada y verifica que la pulgada superior de tierra esté seca antes de regar. También cuida que la maceta tenga buen drenaje.

– Elimina las hojas amarillas, para evitar que dañe al resto de las plantas.

– Si notas el tallo muy blando o café, puede indicar que se pudre. Corta la parte del tallo dañada y coloca el resto en otro recipiente con agua limpia.