Cómo Plantar Orquídeas en Maceta.

Las orquídeas son toda una familia de plantas con más de 25.000 especies. Se trata de flores con una forma muy característica, que pueden tener una variedad de colores y que cada vez son más populares como flor de regalo. 

Actualmente, se extienden prácticamente por todo el mundo, pero son especialmente importantes en la India, Madagascar, China y el Himalaya.

Macetas para orquídeas:

La gran mayoría de las orquídeas son plantas epífitas. Esto significa que son especies que viven en su hábitat natural anclándose a árboles o rocas en lugar de ser enterradas. Así que si entierras tu orquídea en una maceta con tierra, como es común con otras plantas, es muy probable que acabes matando a la planta pudriendo sus raíces, que son mejores si están mejor ventiladas.

Por lo tanto, la elección de la maceta en orquídeas es muy importante, ya que además de las macetas de barro convencionales, también hay otros tipos de recipientes que están particularmente recomendados para estas plantas.

Las orquídeas suelen utilizar vasos pequeños, aunque hay excepciones, como las orquídeas que requieren macetas más grandes en las que encaja su gran sistema radicular. Estas son las macetas más recomendadas para orquídeas:

-Macetas de plástico transparente: Son las más adecuadas tanto para las orquídeas que fotosontesis a través de sus raíces como para aquellas cuyas raíces nos avisan cuando la planta necesita ser regada, ya que nos permiten ver su sistema radicular sin tener que manipular la planta.

-Macetas de malla metálica: Permiten una mejor respiración de las raíces y su diseño permite colgar fácilmente en lugares altos, tanto por motivos estéticos como para colocar la planta en lugares donde recibe más luz solar.

-Macetas de madera: Hechas de un tipo especial de madera resistente a la podredumbre. Su diseño también deja pequeños orificios que mejoran tanto la respiración del sistema radicular como el drenaje del recipiente. Es recomendable cubrir sus paredes interiores con una capa de musgo antes de agregar el sustrato.

Por supuesto, también podemos recurrir a macetas de cerámica tradicionales o macetas especiales de orquídeas, que se venden en tiendas especializadas.

Sustrato para orquídeas:

Hay tres tipos principales de sustratos de orquídeas que se pueden producir dependiendo de la especie de orquídea en particular. Todos coinciden en su ausencia de suelo, lo que no beneficia a las raíces de estas plantas.

Hemos elegido mezclas que consisten en una parte de perlita, una parte de carbón de calidad media y cuatro partes de cáscara o fibra de coco o corteza de abeto de grano fino, medio o grueso.

  1. Mezcla gruesa: Este sustrato está especialmente recomendado para cymbidium y otras especies grandes.
  2. Mezcla mediana: recomendada para las especies Cattleya y Phalaenopsis, entre otras.
  3. Mezcla fina: una de las más utilizadas para Oncidium, Paphiopedilum, Oncidiinae y básicamente todas aquellas que necesitan mayor humedad debido a sus pequeñas raíces.

Esperamos que este articulo le haya servido para su cultivo de una flor hermosa como es la orquídea.