El Cheesecake Perfecto para los Amantes de los Biscoff

Si eres fanático de los deliciosos biscuits Biscoff, también conocidos como Speculoos, entonces esta receta de cheesecake es para ti. Este postre combina el sabor único y especiado de los Biscoff con la cremosidad irresistible de un cheesecake casero. El resultado es una delicia que hará las delicias de tus papilas gustativas.

Los Biscoff son famosos por su sabor a canela, jengibre, nuez moscada y otros especiados que los convierten en una tentación irresistible. Esta receta captura esos sabores tan especiales y los incorpora en un cheesecake sin hornear, creando una experiencia de sabor verdaderamente excepcional. Prepárate para sorprender a tus invitados con este postre digno de un chef profesional. 

Cheesecake Inspirado en Biscoff

Ingredientes de la corteza:

  • 2 tazas de migas de galletas Biscoff
  • 5 cucharadas de mantequilla sin sal derretida

Ingredientes del relleno:

  • 32 onzas de queso crema natural, a temperatura ambiente
  • 3/4 taza de azúcar glas
  • 1/2 taza de pasta de galletas Biscoff
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 tazas de crema fría
  • 2 cucharaditas de gelatina en polvo (o agar-agar para opción vegetariana), disueltas en 1/4 taza de agua caliente

Cobertura:

  • Pasta de galletas Biscoff adicional
  • Migas de galletas Biscoff adicionales

Instrucciones:

Prepara la corteza:

  1. Muele las galletas Biscoff hasta obtener migas finas.
  2. Combina las migas con la mantequilla derretida hasta lograr una mezcla homogénea.
  3. Presiona la mezcla en el fondo de un molde para pay y refrigera por al menos 30 minutos para que se endurezca.

Haz el relleno:

  1. En un tazón grande, bate el queso crema hasta que esté suave y cremoso.
  2. Agrega gradualmente el azúcar glas y sigue batiendo hasta integrar bien.
  3. Incorpora la pasta de galletas Biscoff y el extracto de vainilla hasta obtener una mezcla uniforme.
  4. En otro tazón, bate la crema fría hasta formar picos firmes.
  5. Dobla suavemente el chantilly en la mezcla de queso crema para mantener el aire.
  6. Agrega la gelatina disuelta o el agar-agar a la mezcla de queso crema y mezcla bien hasta incorporar completamente.

Monta el Cheesecake:

  1. Vierte el relleno sobre la corteza preparada y alisa la superficie con una espátula.
  2. Cubre y refrigera por al menos 4 horas o durante la noche, hasta que el cheesecake esté firme.

Agrega la cobertura:

  1. Antes de servir, calienta la pasta de galletas Biscoff hasta que esté líquida y rocía sobre el cheesecake.
  2. Espolvorea el topo con migas de galletas Biscoff adicionales para agregar textura.

Sirve: Retira el cheesecake del molde, córtalo en porciones y sírvelo frío.

¡Disfruta de este delicioso cheesecake casero sin hornear inspirado en los Biscoff!

Mermelada de Manzana y Canela sin un gramo de azúcar

Disfruta de un Bocado Celestial: Pasta Cremosa con Champiñones