Expectorantes Caseros – (CÓMO Hacerlos Naturalmente)

Un expectorante casero nos ayuda de manera natural a calmar la tos, disminuir la congestión nasal y expulsar las flemas y mucosidades cuando nos hemos resfriado en días de mucho frío, con cambios bruscos de temperatura o cuando simplemente hemos contraído una gripe.

Un jarabe expectorante casero natural nos permitirá eliminar las secreciones nasales y bronquiales que se hayan acumulado y vamos a ver varias soluciones naturales.

Cómo hacer un jarabe expectorante casero

jarabe expectorante casero

Necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • -1 Limón
  • -3 Cucharadas de miel natural de abeja
  • -1 Cucharadita de jengibre en polvo
  • -¼ De taza de vinagre de manzana
  • -½ Cucharadita de pimienta de cayena

Preparacion:Echamos el zumo que exprimimos del limón en una olla junto con el vinagre de manzana y lo calentamos a juego lento. Añadimos la miel, la pimienta de cayena y el jengibre.

Sin que llegue a romper a hervir apagamos el fuego removemos todo bien. Cuando este tibio o frio lo metemos en una botella o fresco de vidrio que previamente habremos esterilizado.

Cada día antes de usarlo lo removemos bien y podemos tomar 1 o 2 cucharadas al día dependiendo de la congestión o tos que tengamos. Se puede calentar un poco lo que vayamos a tomar.

El jengibre, la miel y la pimienta de cayena son expectorantes naturales y ayudan a expulsar la mucosidad y a aflojar las flemas haciendo que drenen más fácilmente.

Té expectorante casero

Ahora veamos cómo hacer un té expectorante casero muy bueno para la salud y efectivo para reducir la mucosidad naturalmente.

Calentamos en una taza de agua una cucharadita de tomilla, una cucharada de miel de abeja natural y antes de que rompa a hervir lo retiramos del fuego. Lo colamos y le añadimos el jugo de ½ limón una vez que esté tibio para que no se vayan las propiedades del limón. Se recomienda beber a sorbos.

Este remedio podemos tomarle 3 veces al día.

Eucalipto

Es una de las mejores plantas naturales y un gran mucolítico expectorante casero que preparamos en infusión y también para hacer vahos.

Haremos una infusión y cuando esté humeante nos ponemos una toalla en la cabeza para inhalar el vaho resultante de la decocción. Esto hará que expectoremos y expulsamos las flemas.

Jarabe con miel y cebolla

En una botella de 1 litro ponemos 150 gramos de miel natural de abeja y unos 400 gramos de cebolla bien picada. La rellenamos con vino blanco y dejamos que reposen 48 horas. Pasado ese tiempo filtramos ya podremos tomar 2 copitas al día de este jarabe casero.

Solución expectorante casera con manzana

Una solución expectorante casera es la que elaboramos usando manzana con limón. En una botella o frasco echamos ½ manzana rayada y el zumo de un limón. También le echamos 1 cucharada de miel y 1 o 2 cucharadas de agua dependiendo del espesor de la miel.
Este jarabe expectorante casero le tomamos cada vez que nos venga la tos.

Jarabe de rábano

Si quieres saber cómo preparar un jarabe expectorante casero con rábano lo que debes de hacer es lavar bien 2 rábanos. A los 2 les cortamos las tapas y luego haremos lo mismo con la base.

Le quitamos la pulpa y hacemos un hueco en sus centros. Rellenamos los rábanos con miel de abeja y dejamos que repose 1 día entero. Pasado este tiempo colamos y echamos el jarabe en un recipiente oscuro que guardaremos en la nevera o refrigerador.

Usamos este remedio 3 veces al día tomando una cucharada.

This is the code for your widget. Just copy and paste it into your website. New widgets may take up to 30 minutes before they start displaying properly.
Loading...
×
Danos un Like Para Recibir Mas Notas Interesantes
Solo es un Click
Gracias Ya lo Hice
×
Te Fue Interesante?
Compartelo con tus Amigos
Gracias, ya lo HIce