Mermelada de Manzana y Canela sin un gramo de azúcar

La mermelada de manzana y canela es una explosión de sabores dulces y especiados que hace que cada desayuno sea un verdadero placer.
Si estás buscando una alternativa más saludable a la mermelada tradicional llena de azúcar, estás en el lugar correcto.

Esta receta te guiará paso a paso para preparar una deliciosa mermelada sin azúcar, perfecta para untar en pan tostado, galletas o incluso para acompañar quesos.

Ingredientes

  • 1,5 kg de manzanas (preferiblemente variedades dulces como Golden Delicious o Fuji)
  • Jugo de 2 limones
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1/2 taza de agua

Preparación

-Preparar las manzanas: Lavar las manzanas cuidadosamente bajo agua corriente. Pelarlas y quitarles las semillas. Cortarlas en cubos de tamaño similar para asegurar una cocción uniforme.

-Cocción: Colocar los cubos de manzana en una olla grande junto con el agua y el jugo de limón. Encender el fuego a fuego medio y llevar todo a ebullición.

-Agregar las especias: Una vez que las manzanas hayan comenzado a hervir, agregar la canela y la nuez moscada. Mezclar bien y reducir el fuego. Cocinar a fuego lento durante unos 30-40 minutos, revolviendo ocasionalmente, hasta que las manzanas estén blandas y se conviertan en una especie de compota.

-Triturar las manzanas: Cuando las manzanas estén lo suficientemente blandas como para poder triturarse fácilmente con un tenedor, apagar el fuego y usar un machacador de papas o un tenedor para triturar las manzanas hasta obtener una consistencia homogénea.

-Reducir: Volver a colocar la olla a fuego lento y continuar cocinando, revolviendo frecuentemente, hasta que la mermelada se espese a la consistencia deseada. Esto debería tomar aproximadamente otros 15-20 minutos.

-Enfriar y almacenar: Una vez alcanzada la consistencia deseada, retirar del fuego y dejar enfriar durante unos minutos. Transferir la mermelada aún caliente en frascos de vidrio esterilizados y sellarlos herméticamente. Dejar enfriar completamente a temperatura ambiente antes de almacenar en el refrigerador.

Consejos

  • Agita bien la mermelada antes de usarla para asegurar una mezcla uniforme de los ingredientes.
  • Almacena los frascos en un lugar fresco y oscuro para prolongar su vida útil.
  • Disfruta de esta mermelada de manzana y canela sin azúcar en tus desayunos o como acompañamiento para quesos durante aproximadamente dos semanas en el refrigerador.

Esta mermelada sin azúcar es una delicia para disfrutar en una rebanada de pan tostado por la mañana o como acompañamiento para quesos maduros.

¡Espero que la disfrutes tanto como nosotros!

Delicia Rústica: Patatas Campesinas con Tocino para Enamorar Paladares

El Cheesecake Perfecto para los Amantes de los Biscoff