Truco para Limpiar el Jabón y el Sarro que se queda Pegado en los Azulejos del Baño

Seguro te has fijado que sin importar cuántas veces a la semana limpies tu baño de alguna manera se acumulan los restos de jabón en la regadera y por más que utilizas mil métodos para despegarlo, sólo te cansas en vano, por ello, hoy te digo el truco definitivo para limpiar el jabón y sarro que se queda pegado de los azulejos del baño para que lo dejes impecable sin esfuerzo.

De acuerdo con un estudio publicado por la revista American Society for Microbiology, el baño es un cultivo de bacterias intestinales y gérmenes que se encuentran dentro de la taza, pero pueden saltar a cualquier superficie como azulejos, puertas, manijas, lavabo y hasta el cepillo de dientes, sobre todo, si solemos jalar la palanca del baño sion bajar la tapa del retrete primero.

  

Como sabemos, el baño es un espacio que encierra mucha humedad y además de quedarse pegado los residuos de jabón en las paredes, también pueden aparecer manchas de sarro, por esta razón, debes limpiarlo adecuadamente y aquí los ingredientes son la clave para que lo dejes “rechinando de limpio”.

A continuación, te mostramos un truco casero para limpiar el jabón y el sarro que se acumula en los azulejos del baño.

Ingredientes:

-2 cdas de vinagre de manzana
-2 cdas de bicarbonato de sodio
-1 cda de jabón para platos
-2 cdas de pasta dental
-Jugo de 1/2 limón
-Esponja
-Recipiente

Procedimiento:

En un recipiente añade todos los ingredientes y mezcla hasta incorporarlos.
La esponja la sumerges en la mezcla y aplicas sobre los azulejos del baño, puedes cubrir las uniones. Deja reposar de 10 a 15 minutos. Recuerda limpiar como de costumbre, pero junto con esta mezcla.
Retira con abundante agua.

Observa como se desprende una capa de suciedad de los azulejos, de ser necesario puedes repetir el procedimiento.
Si cuentas con ventilación en el baño muchísimo mejor, de lo contrario puedes secar los azulejos con algún paño seco o toallitas de papel.
Aplica este truco casero 1 vez a la semana. La idea es mantener la limpieza y evitar que nuevamente se acumule la suciedad en los azulejos.

Otra sugerencia es utilizar bicarbonato de sodio, pero esta vez combinado con agua oxigenada. Mezclar ambos ingredientes y formar una pasta. Aplica con una esponja en los azulejos y las uniones. Deja actuar durante 15 minutos y luego retira con un cepillo suave y abundante agua. Deja que se ventile y se sequen los azulejos. Los resultados serán óptimos.

Si te gusta nuestro contenido compártelo