Trucos para secar los zapatos y tenis de forma rápida

Muchos meses al año algunos países se encuentran bajo el agua debido a las fuertes lluvias, las calles se vuelven ríos y los baches lagunas. En este artículo te traemos algunos trucos para quitarles lo húmedo a los zapatos, eliminar el mal olor y evitar que se agranden o pongan feos.

Es incómodo sentir el agua aplastada entre los dedos y las plantillas, pero este es el menor de los males. Mantener los pies mojados y recluidos durante mucho tiempo puede originar problemas médicos como el llamado pie de inmersión que causa dolor, hinchazón y pesadez.

Echar las zapatillas en la secadora puede estropear el diseño o encogerlas. Las altas temperaturas también pueden dañar el pegamento que se usa para confeccionar las zapatillas, lo que puede deformarlas o desmontarlas.

Aunque, si tienes prisa y decides intentarlo, asegúrate de que secas las zapatillas a baja temperatura. También deberías dejarlas colgando de la puerta de la secadora o atar los cordones y meter las zapatillas en una bolsa de malla antes de secarlas.

Trucos para secar los zapatos y tenis de forma rápida

1. El truco del arroz

Lo primero que debes hacer es retirar el exceso de agua con un trapo, para ello presiona la tela contra la superficie de la pieza y el interior de ésta. Luego extiende una franela y coloca en medio de ella un puño de arroz, amarra con un listón y coloca dentro de tu calzado. Deja reposar toda la noche.

2. El truco del papel de periódico 

Extrae las plantillas de los zapatos y deja en un costado para que sequen, estruja varias hojas de papel. Una vez que formes pelotas coloca en el interior del calzado. El periódico absorberá lo mojado y no dejará olor alguno.

Envuelve el exterior con una toalla o una sábana: Envuélvelas con algo suave y absorbente para secar las partes exteriores.

  1. Cambia los papeles de periódicos cuando haga falta: Si tus zapatillas están chorreando, puede que tengas que cambiar el papel de periódico unas cuantas veces. Comprueba de vez en cuando el nivel de humedad y pon más papeles para mayor absorción según vayas viendo.
  2. Espera unas 12 horas: Según el nivel de humedad, puede que tus zapatillas tarden más o menos tiempo en secarse.

3. El truco de la secadora de pelo

Coloca los tenis sobre la mesa, ahora enciende la secadora en modo frío y coloca sobre ellos a unos 15 cm de distancia. Dirige la corriente directa al interior para acelerare su secado.

4. Secar las zapatillas con un ventilador

Otra forma de secar las zapatillas sin dañarlas es engancharlas a la rejilla de un ventilador de pie o de mesa que sea más grande que la longitud de las zapatillas.  Como alternativa, puedes ponerlas cerca de la rejilla de ventilación de la nevera o de una salida de aire (que no esté demasiado caliente) para que se sequen más rápido. Asegúrate de que las zapatillas estén abiertas para que la corriente de aire pueda llegar hasta el interior.

 

5. El truco de gel de sílice

Son las bolsitas que vienen dentro de las cajas de zapatos, pero en las ferreterías también las puedes conseguir. En una caja vacía el gel y coloca ahí tu calzado, deja reposar por unas horas y verás que quedan completamente secos.

Para evitar el mal olor en los zapatos lo mejor es que dentro de él espolvorees bicarbonato de sodio o colocar un poco de alcohol, con esto neutralizarás aromas.