7 Ideas Económicas Para que tu Baño Huela Delicioso sin Usar Aromatizante a Cada Rato

Para  quienes les fascina que su hogar huela bien y con un aroma agradable, seguramente se valen de productos comerciales en aerosol. Sin embargo, sabemos  bien el contenido de estos y lo nocivo que pueden ser para la salud de la familia, razón por la cual muchos acuden al aromatizante casero.

Por otro lado, es importante tener presente lo que puede provocarnos estos productos tan nocivos. De hecho, un estudio realizado por The Natural Resources Defense Council, reveló como las sustancias de los ambientadores que compramos en los supermercados nos pueden perjudicar gravemente.

Contiene una sustancia llamada ftalatos, los cuales al ser inhalados a través de la piel podrían ocasionar desde desbalances hormonales hasta síntomas de alergia o asma. Por lo que, no hay que tomar a la ligera este asunto de los productos comprados.

Afortunadamente esta es una excelente opción, de hecho su aroma puede durar mucho más tiempo y además, son económicos.

A continuación veremos 7 ideas de aromatizantes caseros para que nuestro baño huela siempre delicioso:

1. Limpia tu baño con limón

Este cítrico es poderoso para eliminar el mal olor en el baño y hasta quita las manchas de humedad, veamos como prepararlo:

Ante todo, cortamos el limón por la mitad y así lo utilizamos para fregar todas las superficies de metal que están manchadas de humedad.

Los resultados serán óptimos, no solo quedará brillosa las superficies sino que también despedirá el aroma cítrico del limón.

2. Aromatizante casero de canela y vainilla

Para preparar este aromatizante casero necesitaremos lo siguiente: 1 taza de agua, 1 taza de vinagre, extracto de vainilla, clavo de olor, 2 ramitas de canela y un envase con atomizador.

Comenzamos colocando en una cacerola pequeña todos los ingredientes y dejamos hervir durante 2 minutos a fuego mínimo.

Luego procedemos a colar los ingredientes y esperamos a que se enfríe, cuando esté frío lo vertemos en el envase con atomizador y rociamos por todo el baño.

3. Algodón con aceites esenciales

Para este aromatizante casero la base serán los aceites esenciales, simplemente vamos a empapar una bola de algodón en el aceite que más nos guste y lo dejaremos en un lugar estratégico del baño.

Por ejemplo, puede ser que lo coloquemos en el cesto de basura para que cada vez que lo abramos salga un buen aroma, en algún mueble, repisa, entre otros.

4. Suavizante en las toallas de baño

Nos sucede muchas veces que el lavado constante de manos no permite que las toallas se sequen completamente, razón por la cual se va acumulando humedad, hongos, bacterias y gérmenes. Obviamente todo esto despide un olor desagradable que también se siente en el ambiente.
Por lo que, podemos hacer algo para revertir esta situación con un truco que solemos usar al lavar las toallas, nos referimos al suavizante para ropa.  Pero no solo lo utilizaremos al lavarlas sino que también podemos hacerlo después, en un envase con atomizador le añadimos suavizante diluido en agua, lo agitamos un poco y rociamos las toallas con esta mezcla.

5. Aceite esencial para el cepillo de baño

Se trata de un método sencillo con solo agregar unas 10 a 15 gotitas de aceite directamente sobre el cepillo que utilizamos para limpiar el inodoro, quedará más que perfumado el ambiente.  En primer lugar, lavamos el inodoro como lo hacemos de costumbre y una segunda lavada con el aceite esencial. A medida que se evapore desprenderá un aroma delicioso.

6. Vertemos suavizante al tanque de agua del inodoro

Es un método muy utilizado por muchos, con tan solo agregar un chorrito generoso de suavizante a la mochila del inodoro será suficiente para invadir el baño con un delicioso aroma. Cada vez que presionemos el botón y salga el agua, también saldrá el olor al suavizante.

7. Jabones aromáticos

Sin duda alguna, los jabones aromáticos por sí solos ya invaden de buen aroma en todo el ambiente. Por lo cual, podemos dejarlos en lugares estratégicos del baño para que desprendan su aroma, ciertamente es una opción muy acertada.

¡Apliquemos estos trucos prácticos y económicos para disfrutar de los aromas más deliciosos!