Cómo Hacer Florecer un Arbol de Jade para atraer la Suerte en Nuestros Hogares

El árbol de Jade es una de las plantas suculentas más queridas y apreciadas del mundo, por su magnífica apariencia pero también por estar asociada con la riqueza y la buena suerte. Sin embargo, pocos saben que, bajo ciertas condiciones, el árbol de Jade también puede florecer y brindarnos un maravilloso espectáculo.

La planta de jade es una suculenta muy bonita y fácil de cuidar, y según el feng shui también es muy poderosa para atraer la suerte en el hogar; además es muy fácil de distinguir, pues tiene unas hojas verdes muy carnosas y tallos gruesos.

Las flores del árbol de jade tienen forma de estrella y son de color blanco o rosa. Crecen en racimos en las puntas de las ramas. Una vez que las flores se desvanecen, el tallo se vuelve marrón y se puede cortar.

El árbol de Jade comienza a florecer en los días más cortos del año, a fines del invierno o principios de la primavera. Sin embargo, ver florecer el árbol de Jade en nuestros hogares es un evento bastante raro, y esto se debe a muchos factores diferentes que enumeramos a continuación.

Podría ser que la planta sea simplemente demasiado joven para florecer. El árbol de jade, de hecho, comienza a florecer alrededor del décimo año de edad. Otras causas de que el árbol de Jade no florezca casi siempre están asociadas con un riego incorrecto o exposición a la luz.

Cómo hacer que el árbol de jade florezca

Si tienes un árbol de jade desde hace unos años y quieres intentar hacerlo florecer, no dejes de seguir estos consejos:

El árbol de jade necesita estar bien nutrido. La opción recomendada para el compost es el compost de lombriz. Alternativamente, puedes usar un fertilizante específico para violetas africanas, de primavera a verano y solo una vez al mes.

Riegue la planta solo cuando el suelo esté completamente seco y cuando lo haga abunde con agua. Deja que el agua corra por los agujeros de drenaje de la maceta varias veces. A medida que los días se hacen más cortos, disminuya la cantidad de agua.

La oscuridad no ayuda a que el árbol de Jade florezca, pero las noches frías sí. Si su planta está en el interior, colóquela en el balcón o en áreas más frescas de la casa a fines del otoño y principios del invierno. No lo ponga al aire libre si las temperaturas son inferiores a 4°C.

Como ya lo dijimos anteriormente, esta planta está especial para tenerla en interiores, así que puedes colocarla en la sala o en el comedor, sólo procura que no le dé el sol directo, y de preferencia que no vayan en la cocina o el baño, pues la humedad y el calor pueden dañarla.

Si notas que las plagas ya la invadieron, prepara un pesticida natural a base de bicarbonato, sólo tienes que mezclar 1 cucharada de bicarbonato con 1 cucharadita de jabón neutro rallado y 1 litro de agua. Viértelo en un atomizador, lo agitas y lo rocías en las zonas afectadas. Cuida muy bien estos detalles y tu planta jade podrá mantenerse en buen estado embelleciendo tu hogar.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*