Romero: Riégala así si Quieres que Crezca Sana, Fuerte y Frondosa. ¡El Secreto que Nadie Sabe!

El romero o Rosmarinus officinalis es una de las plantas medicinales y aromáticas más usadas para la cocina, la salud y la belleza. Por esto mismo, cada vez más personas quieren cultivar romero en casa. Quienes disponen de terrenos, como un huerto o un jardín, lo tienen más sencillo para cultivar esta planta, ya que en el suelo crece con mucha facilidad.

En cambio, quienes viven en un piso o una casa donde solo disponen de terraza, balcón y/o ventanas, necesitan usar macetas y el cultivo puede ser un poco más delicado.

Muy fragante en las recetas, excelente en forma de infusión para purificar, como decocción para un cabello fuerte y saludable, todo el mundo ama el romero. Por ello, suele dominar los jarrones de terrazas y balcones.  Pero mantener este arbusto en las mejores condiciones no es tan simple como dicen.

Si es cierto que necesita poca agua, también lo es el hecho de que hay que reservarle algunas precauciones, conocidas en su mayoría por pocos o por expertos en jardinería.  Para disfrutar de sus propiedades y de su inconfundible aroma, es necesario saber regarla en las cantidades adecuadas.

¿Cómo hacerlo? ¡Te lo explicamos en detalle! ¡No te equivocarás de nuevo! Pero es un secreto, nadie lo hace!!!

Romero: riégalo así si lo quieres sano, fuerte y exuberante!

La única regla real a memorizar para tener un romero florido es conocer sus necesidades de agua.  Básicamente, es una planta resistente a la sequía, por lo tanto, ideal en este período seco. Pero si la acabas de plantar, por semilla o por esquejes, recuerda que necesitara más agua que la destinada a un arbusto bien desarrollado, que sobrevive tranquilamente apoyándose únicamente en las lluvias (siempre que supere los 450 mm anuales).

Sin embargo, debes tener en cuenta que puede sufrir desde la pudrición de la raíz, hasta la muerte.

Para saber cuándo y cuánto regar, confíe en el tacto: introduzca un dedo profundamente en el suelo que lo rodea, si está mojado, retrase el momento del riego, si está seco, proceda con pequeñas cantidades a la vez. El agua no debe gotear del florero.

En este sentido, recuerda plantarla en un recipiente con grandes agujeros de drenaje: haz una primera capa de grava en el fondo y cubre con tierra ligera. Siempre que vierta agua, espere a que el sustrato se seque antes de rellenar con más líquido.

No necesitas programar riegos periódicamente, lo que tienes que hacer es vigilar tu planta y satisfacer sus necesidades en función del clima y la temperatura exterior.  Este sencillo consejo te permitirá mantenerlo sano y próspero, tanto en verano como en invierno.

Por qué se me seca el romero

Si tu planta de romero está seca tendrás que revisar las condiciones básicas que hemos mencionado al principio. Si sus hojas y7o flores amarillean y se tornan marrones y resecas, puede que se trate de un exceso de calor o frío o puede que la planta se está ahogando.

Procura que no tenga exceso de calor o sol directo, ni de frío, ni aires acondicionados o calefacciones demasiado cerca que la resequen, ni la tierra encharcada. En caso de que se está ahogando la planta, no solo verás las hojas amarillentas, sino que algunas se pondrán muy oscuras, incluso negras, estarán podridas, y los tallos estarán reblandecidos.

En estos casos, lo mejor es que la cambies de lugar y podes las partes secas. Además, si la tierra está encharcada, será importante que la trasplantes y pongas tierra nueva con un drenaje adecuado.

No Dejes que los Acaros en tu Cama y Ropa te Coman Vivo! Rocíales Esto y no Volverás a Saber de Ellos

El Truco Para Eliminar el Olor a Humedad de la Lavadora. Después de eso, tu Ropa Olerá Bien.