Sabes Como Devolverle el Brillo a tus Ollas Viejas? Aca el Truco …..

Muchas de nosotras tenemos en casa algunas ollas viejas y olvidadas que apenas se usan, y que nadie sabe dónde están, aunque es importante que no se pierdan porque de alguna forma se pueden volver útiles.  Tambien cada ama de casa sabe lo difícil que resulta eliminar la grasa de los utensilios de la cocina, sobre todo cuando ésta se quema.

Por supuesto, existen muchísimos tipos de detergentes en las tiendas, pero… ¿para qué gastar una considerable suma de dinero, sin contar el exceso de componentes químicos de la fórmula, si tienes la solución al alcance de la mano?.

Si lo que quieres es revivir estas viejas y despreciadas ollas, te damos unas pautas para lograr que el antiguo brillo.  Conoce un maravilloso secreto, muy económico y efectivo, por cierto. Se trata de una pasta de limpieza, a base de 2 ingredientes muy comunes. Desde que la descubrí, no he dejado de utilizarla en mis rutinas de limpieza.

Necesitarás:

  • 1/4 cda de bicarbonato de sodio
  • 1/4 cda de peróxido de hidrógeno

 

Pasos a seguir:

  1. Mezcla bien ambos ingredientes. Aplica la pasta resultante en toda la superficie manchada y déjala actuar durante 5 minutos. Después, lava bien el recipiente con una esponja suave.
  2. Esta herramienta es ideal para la limpieza de todos los utensilios de cocina: ollas esmaltadas, utensilios de acero inoxidable, la estufa, el horno, los muebles de metal y los picaportes de las puertas.

Sólo debes recordar que esta excelente fórmula de limpieza debe prepararse justo antes de la rutina de higiene, ya que el peróxido de hidrógeno se descompone rápidamente y pierde sus propiedades.

Seguramente estarán encantados de probar este económico producto de limpieza casero, por lo que quedarán muy satisfechos con el resultado.

OTROS TRUCOS  FÁCILES PARA DEJAR LAS OLLAS MÁS BRILLANTES Y LIMPIAS

 

BICARBONATO DE SODIO:  Solo añade 2 cucharadas a tu jabón de trastes regular y lo harás más potente para quitar todas las manchas y restos de grasa.

AGUA MINERAL: Evita las manchas de comida pegada y vierte un poco de bebida gaseosa en la olla cuando este un poco caliente, deja enfriar y lava.

JUGO DE LIMÓN: Además de ayudarte a quitar la suciedad y los restos de comida, es ideal para pulir tu olla, solo necesitas el jugo de un limón y un paño suave.

BICARBONATO CON VINAGRE: Elimina las quemaduras solo coloca en una charola 2 tazas de vinagre y 1 taza de bicarbonato, coloca la olla ahí y deja reposar toda la noche. Lava con una esponja con un poco de vinagre y bicarbonato.

 

SALSA DE TOMATE: Te ayuda a recuperar el brillo fácilmente, solo pasa una toallita con catsup por la superficie, deja reposar por 5 minutos, enjuaga con agua y seca con un paño suave.

CONSEJOS PARA UN BUEN CUIDADO DE TUS OLLAS

-Evita lavarlas cuando estén calientes, espera a que se enfríen.
-Utiliza esponjas o paños especiales para evitar rayarlos.
-Al cocinar usa utensilios de madera y silicona para evitar rallarlas.
-Elimina todos los restos de comida al lavarlas, pero sin tallar con fuerza.
-Siempre seca bien antes de guardarlas para que no conserven humedad.
-Evita usarlas si están abolladas o vez que pierden el esmalte.

 

Si te gusta nuestro contenido compártelo.