LIMPIEZA

Vierte Bicarbonato en la Sartén, te Sorprenderá Como Elimina la Grasa Pegada

A menudo se utilizan muchos productos químicos para limpiar la casa, la colada o absorber olores desagradables. Sin embargo, puedes evitar todos estos problemas con un producto muy barato que ya está en tu armario. Estamos hablando de bicarbonato sódico.  El bicarbonato de sodio tiene muchos usos, pero probablemente no conocías éste. Descubra por qué debe verterlo en la sartén.

Sí, ha leído bien. El polvo blanco que utilizamos a menudo en la cocina también es un valioso aliado para limpiar la casa. Las amas de casa lo utilizan en lugar de la levadura o lo disuelven en agua para beberlo después de una cena copiosa.

Sin embargo, el bicarbonato puede utilizarse en muchos ámbitos. Puede, por ejemplo, ponerlo en los colchones para eliminar malos olores o absorber la humedad. Lo mismo puede hacerse con el calzado deportivo o las sandalias de verano.

El bicarbonato de sodio también puede utilizarse como blanqueador y suavizante en la lavadora. También es un excelente aliado para la limpieza. Ahora veamos qué pasa si lo pones en una sartén.

¿Qué pasa si lo pones en la sartén?

En las sartenes, más que en ningún otro plato, es donde pueden pegarse los restos de comida. A menudo, quedan residuos de combustión que no pueden eliminarse. El material de las sartenes antiadherentes es muy delicado. Por lo tanto, no siempre es posible fregar el material. Esto podría dañar la olla e inutilizarla.

Afortunadamente, el bicarbonato puede resolver este problema. Es una solución suave, natural y eficaz para limpiar y desengrasar sus ollas y sartenes sin necesidad de emplear grasa o productos químicos.

La superficie de la sartén debe espolvorearse con bicarbonato sódico, preferiblemente con una cucharadita de vinagre de sidra. La mezcla resultante debe dejarse durante un minuto aproximadamente. A continuación, utilice una esponja para limpiar la superficie y verá inmediatamente la diferencia.

La suciedad desaparecerá. Si esto no funciona, prueba a añadir agua y a encender la llama. Dejar hervir unos minutos. Verás cómo el agua burbujea y se lleva consigo toda la suciedad.

Este consejo se puede utilizar tanto para el interior como para el exterior de la sartén, que estará en contacto con el fuego y suele sufrir todo tipo de quemaduras que parecen inevitables. Para esta parte puede que necesites una pajita de aluminio muy fina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *