Berenjena, un Alimento Pobre en Calorías Pero Muy Rico en Beneficios

Una de las principales singularidades de este vegetal es su color morado, un tono que la berenjena adopta debido a su alto contenido en antocianinas, un antioxidante que protege a nuestro organismo frente al cáncer. Es por esto que es recomendable cocinarla con la piel.

Es un alimento muy rico en fibra que se encarga de depurar nuestro organismo. Es muy efectiva para reducir el colesterol, y es que absorbe como una esponja el colesterol de los alimentos que se toman junto a ella. Además, gracias a su alto contenido en agua, la fibra actúa para tener un tránsito intestinal adecuado, y con ello eliminar toxinas del organismo.

La berenjena es un alimento rico en hierro y magnesio. Estos minerales se encuentran en tan altas cantidades, que una berenjena grande nos aporta hasta un 15% de la cantidad diaria recomendada de estos minerales. Es por esto que es un buen aliado para fortalecer las defensas y prevenir la anemia, así como para mejorar el funcionamiento de los músculos y el corazón.

A todo esto hay que sumar su bajo aporte calórico. Es un alimento que está compuesto principalmente de agua, por lo que su concentración de calorías es escasa. Esto hace de la berenjena un alimento ideal en dietas de adelgazamiento o de control de peso.

Beneficios y propiedades de la berenjena

Como te hemos adelantado, la berenjena tiene multitud de propiedades saludables que te harán adorarla. Es antioxidante, diurética y muy depurativa. Sigue leyendo y conoce en profundidad su amplio listado de beneficios.

-Posee muy pocas calorías (17 calorías cada 100 gramos) por su elevado contenido de agua, por lo que es un vegetal ideal para incluir en cualquier dieta para bajar o controlar el peso.

-Mejora la circulación.

-Tiene propiedades antioxidantes, ya que contiene vitamina E, antocianina, un antioxidante que se encuentra en la piel de la berenjena y protege al organismo de algunos tipos de cáncer y enfermedades cardíacas (por lo cual es recomendable comerla con piel) y ácidos fenólicos.

-Tiene un alto contenido de potasio y algo de sodio, importantes para el sistema nervioso y cardiovascular.

-Por su alto contenido de agua es un muy buen diurético por lo que ayuda a perder peso.

-La fibra de la berenjena contribuye depurar el organismo, a bajar los niveles de azúcar en sangre (tan necesario para las personas con diabetes, por lo cual es un alimento muy adecuado para diabéticos).

-Favorece la eliminación del colesterol, ya que absorbe las grasas de los alimentos que se comen con ella y que circulan por el intestino favoreciendo además la eliminación de las toxinas del organismo y regulado el tránsito intestinal. Para disminuir el colesterol se recomienda tomar medio litro de agua de berenjenas al día durante una semana.

-Aporta un alto contenido de ácido fólico, muy importante para las embarazadas durante los primeros meses de gestación.

-Su contenido en hidratos de carbono es escaso y en fibra alto, por lo cual resulta un vegetal muy indicado para las personas que tienen diabetes.

-Estimula el funcionamiento de la bilis, siendo muy efectivo su consumo en casos de insuficiencia hepática, por ejemplo.

-Es un vegetal muy rico en magnesio y hierro, una berenjena grande puede aportar hasta el 15% de la cantidad de éstos que se recomienda consumir diariamente. Por ello, es ideal para prevenir la anemia, aumentar y mejorar las defensas así como el funcionamiento cardíaco y muscular.

-Su pulpa machacada, posee propiedades curativas y balsámicas para las quemaduras solares así como para calmar el dolor causado por enfermedades reumáticas.

Su preparación es sencilla, pues se puede servir de diferentes maneras: asada, cocida, al vapor, a la parrilla… Aunque se pueden combinar con otros alimentos como el huevo, pues las podemos preparar en tortilla… Eso sí, nunca deben comerse crudas, pues contienen sustancias tóxicas que se eliminan al calentarlas.

Cómo ya se mencionó anteriormente, la berenjena es buena para adelgazar, para el colesterol y para el tratamiento del reuma, entre otras afecciones. Pero para cada una de estas cosas se prepara de forma distinta:

1- Té de berenjenas para perder peso

Puede ser consumida en forma de té, hirviendo durante unos 10 minutos trozos de berenjena en un litro de agua, dejando posteriormente reposar la infusión por 15 minutos y finalmente bebiendo el líquido resultante agregando además unas cucharaditas de zumo de limón.

2- Agua de berenjenas para reducir el colesterol

El agua de berenjenas sirve para reducir el colesterol y se prepara cortando la berenjena en trocitos y colocándolos en remojo en 1 litro de agua durante 24 horas en un lugar fresco y oscuro. Se bebe ½ litro de agua por día durante 1 semana para lograr el efecto deseado.

3- Aceite de berenjena para el reuma

Pelar las berenjenas y fritarlas en aceite abundante a fuego lento sin que se queme el aceite. Dejar enfriar, colar y reservar en un frasco de vidrio con tapa hermética. Aplicar sobre las zonas afectadas