¡Receta de Postre de 3 ingredientes! ¡Sin horno! ¡Sin harina! ¡Sin gelatina! ¡Sin maicena! ¡En 5 minutos!

Si estás buscando un postre sencillo, delicioso y rápido de preparar, la crema de caramelo es la elección perfecta. Este postre es ideal para esos días en los que deseas algo dulce y cremoso sin complicarte demasiado en la cocina.

Con solo tres ingredientes básicos que probablemente ya tienes en tu despensa, puedes crear un postre que sorprenderá a toda tu familia. Lo mejor de todo es que no necesitas ni horno, ni harina, ni gelatina, y en tan solo unos minutos de preparación estarás listo para disfrutar.

¡No podrás creer lo rápido que se hace! Tan suave y cremoso que a toda tu familia les gustará. A continuación, te contaremos en detalle cómo se prepara.

Cómo preparar postre con solo 3 ingredientes

Para preparar este maravilloso postre, vas a necesitar:

Ingredientes:

-2 tazas de leche (500ml).
-1/3 taza de azúcar (60g).
-2 huevos medianos.

Preparación:

-Para empezar, lleva a ebullición 2 tazas de leche en una olla grande.

-Luego, agrega 1/3 de taza de azúcar a la misma olla y cocina a fuego medio, sin revolver, hasta que el azúcar se caramelice. Esto le dará un delicioso sabor a caramelo a nuestro postre.

-Una vez que el caramelo esté listo, reduce el fuego a bajo y agrega poco a poco la leche caliente, revolviendo constantemente hasta que el caramelo se disuelva nuevamente en la leche. Retira la mezcla del fuego y déjala a un lado.

-En un tazón aparte, bate ligeramente 2 huevos medianos. Si lo deseas, puedes agregar 1 cucharadita de extracto de vainilla para dar un toque extra de sabor.

-Ahora, agrega poco a poco la mezcla de caramelo a los huevos batidos, revolviendo rápidamente para evitar que los huevos se cocinen por el calor del caramelo. Luego, cuela la mezcla para asegurarte de que quede suave y sin grumos.

-Cubre el tazón con film transparente y colócalo sobre una olla con agua caliente a fuego medio. Cocina durante 15 minutos, asegurándote de que el agua no hierva demasiado.

-Una vez transcurridos los 15 minutos, retira el tazón del fuego y deja que se enfríe a temperatura ambiente durante 2-3 horas o hasta que esté completamente frío.

¡Y ahí lo tienes! Un delicioso postre sin horno, sin harina y sin gelatina que seguramente impresionará a todos tus invitados. ¿No es maravilloso poder preparar algo tan delicioso en tan solo unos minutos?

Ensalada de Garbanzos con Atún y Huevo Duro

Cómo Preparar Repollo Frito Con Tocino y Ajo – Guía Paso a Paso