Hay Cosas que es Mejor no Saberlas

Aunque no lo crean, las abejas físicamente no pueden volar. Según la historia un matemático francés en 1934, llegó a la conclusión de que las abejas no deberían volar. Podríamos pensar que este matemático se equivocó, puesto que la verdad es que el vuelo de las abejas es una realidad.

----Enlaces de Interes----

En la NASA, tienen colgado un cartel de unas abejas donde se lee lo siguiente:

“Aerodinámicamente el cuerpo de una abeja no está hecho para volar; lo bueno es que la abeja no lo sabe”.

La ley de la física dice que una abeja no puede volar, cada principio aerodinámico dice que la amplitud de sus alas es muy pequeña para conservar su enorme cuerpo en vuelo, pero una abeja no lo sabe, ella no conoce nada de la física ni su lógica y vuela de todas formas.

El vuelo de las abejas «según» la NASA

Sin embargo, actualmente según algunos especialistas en la materia, descubrieron que ciertamente que las abejas pueden volar pero no la tienen fácil. Pues sus alas son pequeñas en correspondencia a su cuerpo. Lo que representa que a diferencia de otros insectos las abejas hagan un esfuerzo mucho mayor para volar.

----Enlaces de Interes----

No obstante, ellas consiguen suspenderse en el aire, batallar contra el viento, rehuir de los depredadores y elevar el vuelo inclusive si van repletas con néctar o polen.

Eso es lo que todos podemos hacer, volar y prevalecer en cada instante ante cualquier dificultad y ante cualquier circunstancia a pesar de lo que digan.
Seamos abejas, sin importar el tamaño de nuestras alas, alcemos vuelo y disfrutemos del polen de la vida. 🐝

Que tengas un maravilloso y bendecido día.

----Enlaces de Interes----