Mezcla Cascara de Limón con Vinagre de esta forma, y querrás darme las Gracias

Aunque parezca lejano, hubo un tiempo en que el conseguir un desinfectante no era tan fácil como ahora. Así las cosas la sabiduría popular aguzaba el ingenio. Sin saberlo era su manera de ser respetuosos con el medio ambiente, reutilizando y aprovechando cosas cotidianas que ahora en la mayoría de los hogares se desechan. Este es el caso que nos ocupa, las cáscaras de limon.

Vinagre con Cascara de Limón o Naranja.

Perfecto para limpiar, desde el piso de la casa como encimeras, fregaderos, ventanas e incluso el baño, este vinagre de cítricos es súper fragante. Además, es perfecto para eliminar los gérmenes que pueden enfermar a su familia, incluidos los ácaros, hongos e incluso algunos de los tipos más comunes de virus y bacterias.

Con las cáscaras de  limón o naranja (incluso también con el resto de cítricos) se puede elaborar un desinfectante potente y respetuoso con el medio ambiente y con nosotros mismos. Se puede usar para lavar platos, suelos  e inodoros. También se puede usar para limpiar las verduras antes de cocinarlas, ya que elimina restos de pesticidas. Como uso alternativo y ante picadas de mosquitos también lo puedes usar y aprovechar sus propiedades antibacterianas.

Otro punto importante es que no contamina el medio ambiente, como lo hacen los desinfectantes industriales, que terminan con la calidad del agua del planeta. Y, por supuesto, es súper barato. Al agregar cáscaras de cítricos y otros ingredientes, es súper fragante y mucho más efectivo. Vea lo fácil que es hacerlo y haga que su hogar sea mucho más limpio.

Preparacion:

Para preparalo tendrás que juntar las cáscaras de cítricos que vayas consumiendo como limón, naranja, pomelo o mandarina. Las pones en un frasco, lo llenas con vinagre blanco y lo dejas macerando en lugar oscuro entre 12 y 20 días. En realidad no hay un tiempo máximo, aunque luego de un tiempo las propiedades de los cítricos ya no pasarán al vinagre, se habrá saturado.

El vinagre va a tomar el color de las cáscaras que hayas puesto ya que extrae el ácido cítrico. Pasado el tiempo de maceración, se filtra bien y se traspasa a un rociador rebajando en partes iguales con agua.

Usos:

Este limpiador con la potencia de los cítricos más el vinagre, resulta un excelente desengrasante, antibacterial, quita olores y manchas, combate el sarro, sirve para lavar los platos, los vidrios, el baño completo, el refrigerador… Si vas a limpiar algo con mucha grasa como el horno o el extractor es mejor usarlo puro. Util para limpiar los juguetes de los niños porque no es tóxico.

Un detalle, no esperes que haga espuma como un detergente, porque no lo es.  Dado que el ácido cítrico presente en este limpiador es muy abrasivo, no se recomienda su uso en mármol, cuarzo o granito ya que puede carcomerlos.

Este multiuso de cítricos dura un montón de tiempo, no se pudre ya que el vinagre es un conservante natural.  Cuando lo rocíes sentirás un poco de olor a vinagre durante unos segundos, pero enseguida se evapora el alcohol del vinagre y deja un aroma cítrico muy agradable. Puedes incluso, agregarle unas gotas de aceite esencial cítrico si quieres reforzar el olor.

Es natural, por lo tanto biodegradable. Dejarás de tirar químicos que contaminan el agua, el aire y la tierra. Es muy económico y sustentable. Y no compras un montón de envases de plástico. Anímate a probarlo!