Pan de Leche Casero: ¡Deléitate con esta Receta Suave y Esponjosa!

El pan de leche es un clásico que nunca pasa de moda. Su suavidad y sabor ligeramente dulce lo hacen perfecto para acompañar cualquier comida del día, ya sea en el desayuno, la merienda o incluso como un bocadillo delicioso. Hacer pan en casa puede parecer una tarea intimidante, pero con esta receta paso a paso, te aseguro que lograrás unos panes de leche perfectos y esponjosos.

No hay nada como el aroma del pan recién horneado llenando tu cocina. Además, saber que estás preparando algo con tus propias manos le da un toque especial y único. Así que, sin más preámbulos, vamos a ponernos manos a la masa y preparar este delicioso pan de leche casero.

   Pan de Leche Casero:

Ingredientes:

  • 500 g de harina de trigo
  • 250 ml de leche tibia
  • 50 g de azúcar
  • 50 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 10 g de sal
  • 1 huevo
  • 25 g de levadura fresca o 7 g de levadura seca
  • 1 huevo batido para pintar

Preparación:

-Si usas levadura fresca, disuélvela en un poco de leche tibia junto con una cucharadita de azúcar. Deja reposar por 10 minutos hasta que esté espumosa.

-Si usas levadura seca, simplemente mézclala con la harina.

-En un bol grande, mezcla la harina, el azúcar y la sal.

-Haz un hueco en el centro de la mezcla de harina y añade la leche tibia, el huevo y la levadura (ya sea fresca disuelta o seca mezclada).

-Mezcla bien hasta que todos los ingredientes estén incorporados.

-Añade la mantequilla a temperatura ambiente y amasa la masa hasta que esté suave y elástica, unos 10 minutos si lo haces a mano o 5-7 minutos si usas una batidora con gancho de amasar.

-Forma una bola con la masa y colócala en un bol ligeramente aceitado. Cubre con un paño húmedo o film transparente y deja reposar en un lugar cálido hasta que doble su tamaño, aproximadamente 1-2 horas.

-Una vez que la masa haya fermentado, divídela en porciones del tamaño que prefieras para tus panes. Forma bolitas o barras, según tu gusto.

-Coloca las porciones de masa en una bandeja de horno forrada con papel pergamino. Cubre con un paño húmedo y deja reposar nuevamente hasta que doblen su tamaño, alrededor de 30-45 minutos.

-Precalienta el horno a 180°C (350°F).

-Pinta los panes con el huevo batido para que adquieran un bonito color dorado al hornearse.

-Hornea durante 15-20 minutos o hasta que estén dorados y suenen huecos al golpear ligeramente la base.

-Deja enfriar los panes sobre una rejilla antes de servir.

¡Y listo! Ahora tienes unos deliciosos panes de leche caseros, perfectos para disfrutar en cualquier momento. ¡Espero que te animes a probar esta receta y disfrutes tanto haciéndola como comiéndola!

Dumplings de Papas al estilo Oriental – Mejor que los Fideos

Rollitos de jamón y quesoRollitos de Jamón y Queso: El Aperitivo Perfecto para Sorprender a Todos