Pan Sin Horno: La Receta Perfecta para Disfrutar de un Pan Casero

 

¿Alguna vez has deseado preparar pan casero, pero no tienes horno o prefieres no encenderlo en días calurosos? ¡Esta receta es para ti! Aprende a hacer un delicioso pan sin horno, utilizando una sartén. El resultado es un pan suave y esponjoso, perfecto para cualquier ocasión.

Esta receta no solo es práctica, sino también económica y accesible para todos. No necesitas equipos especiales ni habilidades avanzadas de panadería. Con ingredientes básicos y un poco de paciencia, puedes tener un pan fresco y casero en tu mesa, ideal para acompañar tus comidas o simplemente para disfrutar con un poco de mantequilla.

Además, es una excelente manera de experimentar y mejorar tus habilidades culinarias. ¡Vamos a ponernos manos a la masa!

Ingredientes

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 10 gramos de sal
  • 10 gramos de azúcar
  • 7 gramos de levadura seca activa
  • 300 ml de agua tibia (alrededor de 37°C)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Preparación

-Preparar los ingredientes secos: En un bol grande, mezcla la harina, la sal y el azúcar.

-Activar la levadura: Disuelve la levadura en el agua tibia y déjala reposar durante 5-10 minutos hasta que se forme una espuma en la superficie. Esto indica que la levadura está activa.

-Mezclar la masa: Añade el agua con levadura y el aceite de oliva a la mezcla de harina. Mezcla bien hasta formar una masa. Si está muy pegajosa, puedes agregar un poco más de harina, pero no demasiada.

-Amasado: En una superficie ligeramente enharinada, amasa la masa durante unos 10 minutos hasta que esté suave y elástica. Este paso es crucial para desarrollar el gluten, lo que dará una buena textura al pan.

-Primera fermentación: Forma una bola con la masa y colócala en un bol ligeramente engrasado con aceite. Cúbrela con un paño limpio y deja que repose en un lugar cálido durante aproximadamente 1-2 horas, o hasta que haya duplicado su tamaño.

-Desgasificado y formado: Después de que la masa haya fermentado, sácala del bol y desgasifica ligeramente. Divide la masa en porciones más pequeñas si deseas hacer varios panes pequeños o déjala entera para hacer un pan grande. Forma bolas o panes ovalados con la masa.

-Cocción en sartén: Calienta una sartén grande y pesada (puede ser de hierro fundido) a fuego medio-bajo. Coloca la masa en la sartén caliente, asegurándote de no sobrecargar la sartén. Tapa la sartén con una tapa que ajuste bien para crear un efecto de horno.

Cocina durante 10-15 minutos por cada lado. Gira el pan con cuidado para asegurarte de que se cocine uniformemente. La superficie debe estar dorada y la base debe sonar hueca cuando la golpees ligeramente.

-Enfriado: Una vez cocido, retira el pan de la sartén y déjalo enfriar sobre una rejilla. Esto permite que el pan termine de cocinarse internamente y evita que la base se humedezca.

 Consejos y Trucos

  • Temperatura del agua: Asegúrate de que el agua esté tibia (alrededor de 37°C). Si el agua está demasiado caliente, puede matar la levadura.
  • Tiempo de cocción: Si el pan se dora demasiado rápido por fuera pero aún está crudo por dentro, reduce el fuego y cocina por más tiempo.
  • Almacenamiento: Guarda el pan en un lugar fresco y seco. Puedes congelarlo si deseas conservarlo por más tiempo.

Disfruta de tu Pan Casero

Este pan sin horno es ideal para acompañar tus comidas, hacer sándwiches o disfrutar con un poco de mantequilla y mermelada. Es una excelente opción para quienes buscan una alternativa al pan tradicional hecho en horno, sin sacrificar sabor ni textura. ¡Anímate a probar esta receta y sorprende a tu familia con un delicioso pan casero!


¡Esperamos que disfrutes haciendo y comiendo este delicioso pan sin horno! Comparte tus resultados y comentarios abajo, y no olvides seguirnos para más recetas innovadoras y prácticas.

Unte Maicena en la Estufa: Mira lo que pasa 5 minutos después

El Truco para Limpiar el Horno «sin esfuerzo» Incluso la Grasa vieja sale fácilmente