¿Por qué no Deberías Enjuagarte los Dientes con Agua luego de Cepillarte? Esta es la verdadera razón

Es común que el cepillado de dientes venga acompañado de un enjuague con abundante agua. Sin embargo, esta acción es negativa para el cuidado de tus dientes. Tras un lavado profundo con cepillo y pasta dental, el paso siguiente es el enjuague con agua, ¿o no?

Sin embargo, estudios y especialistas recomiendan no realizar este último paso en la limpieza de los dientes. Aunque pueda sonar descabellado, la omisión del uso del agua en medio del proceso de lavado bucal puede influir grandemente en el cuidado integral de las piezas dentales.

Si eres de los que ha incluido por años el agua para enjuagarse la espuma restante de la pasta dental posterior a la limpieza bucal, en la siguiente nota te contamos las razones para dejar de hacerlo. Entérate de la mano de los expertos cuáles son.

¿Por qué no deberías enjuagarte los dientes con agua luego del cepillado?

De acuerdo al médico odontólogo peruano Juan José Dávalos Riva , el enjuagarse los dientes con agua repercute de forma negativa en nuestros dientes debido al retiro del flúor proveniente del dentífrico. Cabe resaltar que este elemento es fundamental para detener la desmineralización de los dientes y la aparición de caries.

“Lo que se aconseja es que no se enjuaguen con agua”, dice el especialista. “El principal componente (de la pasta dental) que nos interesa para la salud oral, es que contiene flúor en tanto. Entonces, si nosotros enjuagarnos posteriormente del cepillado, eliminamos todas esos aditamentos que queremos conservar en boca para proteger los dientecitos. (…) Lo ideal es solamente cepillarnos con la pasta dental y el hilo dental.”, señala Dávalos Riva.

Además, existen diversos estudios de especialistas en odontología que señalan con alarma que el enjuague con agua es de los peores errores al limpiar el área dental.

También encontramos Protocol of Toothbrushing Based on Bioavailability of Fluoride in Toothpaste: A Systematic Review, investigación comparativa hecha por Moreno-Radic, V. y Sanchez Gonzalez, J. Aquí, luego de analizar 304 estudios, concluyen que “Según los autores, el aumento de la biodisponibilidad del flúor en la boca, en la placa y la saliva se logra cuando se escupe el exceso de pasta dental sin enjuagar.”

Ante ello, debe llegar la interrogante de cómo hacerlo si tenemos el área bucal llena de espuma debido a la pasta dental. Al no usarse nada para enjugarse y solo se escupe, se deberá prever que cantidad colocada en el cepillo sea mínima.

La cantidad de dentífrico es fundamental. “Lo que si debemos tener en cuenta es la cantidad de flúor en la pasta dental de acuerdo a la edad como factor preventivo de caries dental.”, puntualiza.

Pese a que se nos han acostumbrado a aplicar grandes cantidades de pasta, esto no es lo más recomendable. “No es necesario llenar este todo el cepillo como cae en la publicidad. La analogía más común que recomeiendan en general los odontólogos es que la cantidad sea la del tamaño de alverjitas, en un adulto, y de tamaño de un grano de lentejas en pequeños para no generar mucha espuma”.

Cansada de ver Moho en su Baño? Eliminalo de una Manera Fácil y sin Esfuerzo con Estos Trucos.

Canas: Truco Casero para que el Tinte las cubra por más Tiempo